Claves para abrir tu segundo restaurante.
¿Ha llegado el momento de expandir tu negocio?

Algunos consejos que te ayudarán a decidir si estás preparado para abrir un segundo negocio y las cosas importantes que debes tener en cuenta antes y durante el proceso.


Abrir tu segundo restaurante es ilusionante, ¿verdad? Imagínate esto: a tu restaurante le está yendo extremadamente bien. Las reseñas son excelentes, la clientela está creciendo y estás obteniendo buenas ganancias regularmente. ¿Podría ser el momento adecuado para abrir tu segundo restaurante?

Personalmente creo que hay pocas cosas más emocionantes para un restaurador que abrir un segundo establecimiento. Expandir el negocio ayuda a llevar la cocina de tu restaurante a más gente y mejora su reputación. Sin embargo, abrir un segundo local no es necesariamente sencillo. De hecho, tendrás que volver a pasar por muchos de los desafíos que enfrentaste al abrir el primero y algunos que quizá ni siquiera hayas tenido en cuenta.

En este artículo voy a darte algunas de las claves que te permitirán abordar sin sobresaltos la apertura de tu segundo restaurante. Estos consejos no solo te ayudarán a decidir si estás preparado para abrir un segundo negocio. Se centrarán tu atención en las cosas importantes que debes tener en cuenta antes y durante el proceso.

Claves para abrir tu segundo restaurante.

  1. ¿Estás seguro de que quieres abrir otro restaurante? En primer lugar, piensa detenidamente si, en el momento actual, un segundo restaurantes es o no una buena idea. Incluso aunque los beneficios del primer restaurante sean un soporte estupendo para apoyar el segundo, no significa necesariamente que sea la decisión correcta. ¿Estás mental, física y financieramente preparado para afrontar la expansión de tu negocio? ¿Sientes verdadero deseo por llegar a más gente, por aumentar el alcance de tu propuesta gastronómica? Si la respuesta a ambas preguntas es sí, entonces vale la pena plantearse abrir un segundo restaurante. Por el contrario, si tienes dudas al responderlas deberías ser sincero contigo mismo: difícilmente conseguirás el entusiasmo que vas a necesitar en adelante. Así que tal vez deberías aparcar la idea, al menos, de momento.
  2. Claves para abrir tu segundo restaurante. - Método Gas
  3. Elige la ubicación. La ubicación es importante para cualquier restaurante, especialmente al abrir el segundo local. ¿Cómo de cerca (o de lejos) deberían estar el uno del otro? Bueno, eso depende de los objetivos que te marques con tu segunda ubicación. Para algunas empresas, el segundo restaurante es una forma de dar cabida a los clientes cuando el primero está desbordado. En ese caso, está justificado arrendar o comprar un espacio cerca de la ubicación original, ¡incluso en la puerta de al lado! Tal vez, se podría aprovechar para crear una versión más informal o que ofreciera comida para llevar. En este tipo de caso, ambas “ubicaciones” pueden coexistir al mismo tiempo a pesar de la proximidad. Sin embargo, si la intención es captar nuevos clientes para la cocina de tu restaurante, lo mejor es que haya una cierta distancia. Puede ser al otro lado de la ciudad, en un pueblo cercano o, tal vez, en una ciudad completamente diferente. Eso sí, ten siempre en cuenta que administrar una segunda ubicación será tanto más complicado cuanto más lejos esté de tu “base de operaciones
  4. Crea un plan de negocio específico. Ya escribiste un plan de negocio para tu primer restaurante, así que ya no tienes que volver a hacerlo para el segundo, ¿verdad? ¡Error! Desafortunadamente, estás equivocado. Si bien puedes tomar prestado parte del contenido de tu primer plan de negocio, no olvides que el que estás creando ahora es un negocio independiente y, por tanto, deberá contar con su propio plan de empresa. Con un nuevo presupuesto, nuevos datos y nuevas investigaciones que contemplen todas las cosas que han cambiado desde que escribiste el plan de negocio de tu primer restaurante. Aunque pueda parecerte una pérdida de tiempo, debes tener la seguridad de que no solo es imprescindible, sino que puede ahorrarte muchos dolores de cabeza en el futuro.
  5. Clona el equipamiento de cocina. Asegúrate de que el equipo que compras para la cocina de tu nuevo restaurante sea lo más parecido posible al que ya tienes en tu primer negocio. Recuerda: la forma en que se prepara la comida es una parte esencial de la propuesta de tu restaurante. Razón de más para que en tu nuevo local confíes en el equipamiento de cocina que ya te ha demostrado ser eficaz. Aunque será difícil que ambos restaurantes produzcan copias exactas de cada plato, haz todo lo posible para que exista uniformidad en la calidad y presentación de tu oferta. Comprar los mismos tipos de licuadoras, sartenes y otros equipos te ayudará a conseguirlo, sin duda.
  6. Actualiza tus redes sociales y tu página web. Si has decidido abrir un segundo restaurante, informa a tus clientes habituales para que te ayuden a correr la voz. Una vez que tengas claro cuándo vas a abrir el restaurante, que tengas una fecha concreta para abrir sus puertas al público, díselo a todo el mundo. Asegúrate de que se enteren tus seguidores en las redes sociales y comunícalo a través de tu sitio web. De esa manera, generarás expectación, atraerás la atención hacia tu primer restaurante y aumentarás el conocimiento de tu próxima apertura. Asegúrate de publicar en las redes sociales y en tu web actualizaciones de los progresos que vayas haciendo en la nueva ubicación hasta la inauguración. A la gente le encanta conocer las interioridades del negocio y sentir que es parte del proceso.
  7. Evalúa tu menú. Conviene que, al abrir tu segundo local, dediques tiempo a evaluar y mejorar el menú que vas a ofrecer. La idea es optimizarlo para la nueva ubicación. Por ejemplo, si tu nueva ubicación es mucho más pequeña que la primera y no tiene tanto espacio en la cocina, es posible que tengas que ofrecer un menú más limitado (lo que no necesariamente tiene porqué ser malo). O, por ejemplo, tu primer restaurante está en un centro comercial que funciona hasta las dos de la mañana y tu segundo local se ubica en una zona de oficinas que se queda desierta a partir de las seis de la tarde. Lo normal será que en esta última no se preste el servicio de cenas, sencillamente porque no hay clientes, y, en cambio, debas reforzar el servicio de desayunos desde bien temprano. Es decir, ten en cuenta la logística y las situaciones que pueden afectar el menú de tu nuevo restaurante y ajústalas en consecuencia.
  8. Claves para abrir tu segundo restaurante. - Método Gas
  9. La decoración de tu nuevo restaurante. Al igual que el menú, la decoración de tu restaurante puede necesitar algunos ajustes para la segunda ubicación. Lo lógico es que exista una cierta continuidad con la decoración del primer restaurante, pero tampoco hay necesidad de forzarla en exceso. Existen consideraciones como la zona de la ciudad, el estilo del edificio y el nivel de diseño de la competencia, que afectarán la forma en que dispongas las mesas en la sala y cómo decorarás tu restaurante. Mantener los detalles clave, como la madera utilizada para las mesas, el estilo de los accesorios de iluminación o la vajilla, creará uniformidad entre las ubicaciones, al mismo tiempo que te permitirá trabajar sutilmente sobre la decoración para adaptarla al nuevo espacio.
  10. Ofrece un servicio coherente en ambos restaurantes. Si tu primera ubicación ha demostrado ser lo suficientemente popular como para justificar la apertura de una segunda, es probable que el servicio sea una parte importante de su éxito. No bajes nunca la guardia en cuanto al nivel de servicio que ofreces a tus clientes. Puedes hacer que el personal de tu primer restaurante vaya a trabajar al nuevo local, aunque sea a tiempo parcial. La idea es capacitar a los nuevos empleados e imbuirlos de la cultura de tu empresa, al tiempo que ofreces una experiencia lo más parecida posible  a la que los comensales esperan.

Tal vez te pueda interesar también nuestro artículo “el mito de que “para que un restaurante funcione debe estar el dueño”.

En conclusión, abrir un segundo restaurante es una aventura emocionante, pero que a la vez puede resultar incluso angustiosa si pierdes la perspectiva. Reflexiona sobre los aspectos que funcionan a la perfección y han llevado al éxito a tu primer local. Esos factores de éxito son los que te han permitido abrir tu nuevo negocio. Es importante trasladarlos al segundo restaurante en la medida de lo posible y respetando el espacio de la nueva ubicación.

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda cuando te decidas a montar tu segundo restaurante. Al menos, que te ayuden a eliminar parte del estrés del proceso y te permitan concentrarte en desarrollar tu nuevo negocio. ¡Todo sea porque puedas seguir entregando a tus clientes una comida excelente!

Fórmate con el Método Gas. Atrévete a mejorar, muchos lo han hecho ya.  Y consigue que tu negocio funcione incorporando criterios profesionalizados de gestión de restaurantes.

Descarga Gratis


¿Quieres ganar más dinero con tu restaurante?

Si de verdad quieres conseguir vender más en tu restaurante, en esta guía vas a descubrir las claves

Lo quiero