Invertir en personas hace restaurantes de éxito.
El equipo perfecto siempre es el mejor formado.

Reinvertir en formación para tu equipo es el mejor beneficio.


Un personal bien preparado es uno de los puntos clave en el éxito de un restaurante. Y, sin embargo, muchas empresas pasan por alto la capacitación de sus empleados. La formación se ve, con demasiada frecuencia, como un gasto innecesario que no contribuye a la consecución de los objetivos del negocio.

Nada más lejos de la realidad, pues un programa de formación efectivo para los empleados puede suponer la diferencia entre una empresa que tiene éxito y otra que no lo tiene. Compañías como McDonald’s desarrollaron todo su negocio en torno a un proceso de formación sistematizado y han conquistado el mundo.

¿Por qué McDonald’s llegó a dominar el mercado global?

Fundada en 1919, A&W es una de las cadenas de restaurantes de comida rápida más antiguas del mundo. Inventores de la hamburguesa con tocino, A&W se convirtió en la primera empresa franquiciada de restaurantes en 1921, y en el momento más importante de la marca, en la década de 1970, A&W tenía incluso más restaurantes que McDonald’s. Hasta que todo eso cambió.

En 2019, a pesar de la feroz competencia y los cambios en los gustos de los consumidores, McDonald’s sigue siendo el líder mundial de la restauración rápida. McDonald’s es, hoy en día, el mayor comprador mundial de carne de ternera, cerdo, patatas, lechuga y tomates, y el segundo mayor comprador de pollo después de KFC.


Cada día, más de 36,000 restaurantes de McDonald’s sirven a aproximadamente 69 millones de personas en más de 100 países. En contraste, solo hay alrededor de 1,000 restaurantes A&W, repartidos en 16 países, que sobreviven apoyados en la excelente calidad percibida de su producto.

Pero, ¿qué fue lo que hizo que McDonald’s superara al líder A&W y se distanciara de él hasta liderar el mercado global?

Sin duda el secreto está en los sistemas creados por los hermanos McDonald, que habían desarrollado un método para todo: desde la cantidad de minutos que se deben emplear en preparar las hamburguesas, hasta las listas de verificación para limpiar meticulosamente los comedores.

Mientras A&W permanecía al margen de la innovación y de la inversión en su propio personal, en McDonald’s la formación no solo ayudó a eliminar el desperdicio y maximizar las ganancias, sino que también ayudó a garantizar una experiencia constante para los comensales.

La comida, que sabía igual en cada restaurante, era servida por empleados bien entrenados, siempre de la misma manera. De tal forma que los clientes sabían que podían encontrar una experiencia idéntica en todos los restaurantes de la cadena y eso, sin duda, ayudó a construir la marca McDonald’s y a la apertura de tiendas en todo Estados Unidos y en todo el mundo.

Aprende más sobre cómo “la forma de pensar de tu equipo”.

Es evidente que todos somos diferentes. Como propietarios de restaurantes, para algunos de nosotros lo verdaderamente importante puede que sean las ventas, mientras que para otros tal vez lo sea la reputación. Sin embargo, como deja a las claras el ejemplo de McDonald’s, en realidad, el verdadero factor clave son las personas, aunque casi siempre sea el gran olvidado.


Evitar el desgaste del personal.

Si le das a la gente oportunidades para formarse y progresar en su profesión es mucho más probable que se queden contigo, ¿no crees? Encontrar el personal adecuado es un proceso costoso, que consume mucho tiempo y siempre es arriesgado; el personal de cosecha propia, el que formes tú, siempre será el mejor embajador de tu marca y el más alineado con tus objetivos. O sea que quédate con esta frase:


Proporcionar la capacitación adecuada al personal de tu restaurante es la clave para retener a tu equipo.


Mantener a los empleados comprometidos.

Recompensar los logros y facilitar a tus empleados formas de progresar laboralmente y cumplir sus propios objetivos, hará que se sientan mucho más felices y más enfocados. Una fuerza laboral feliz y enfocada ofrece siempre mejores resultados. Además, si tu gente está avanzando seguramente sea porque tu negocio también lo está haciendo.


Atraer al mejor talento.

El negocio de la restauración es como cualquier otro: la gente habla de su trabajo. Si quieres que tu empresa tenga una reputación positiva y que atraiga a personas valiosas, es esencial que inviertas en la satisfacción y el impulso profesional de tu equipo.

Los empleados con más capacidad de compromiso buscan empleadores que no solo paguen un buen salario o proporcionen condiciones laborales decentes, sino que buscan empresas que ofrezcan oportunidades para crecer y aprender. Por lo tanto, si deseas atraer al mejor talento, necesitas mostrarte dispuesto a invertir en tu gente.


Construir un futuro más sólido.

Cuando inviertes en las personas que trabajan en tu negocio inviertes en el futuro de tu restaurante. El tiempo y el esfuerzo dedicados ahora a la formación y a los cursos pueden crear una nueva generación de talento que supongan, para tu negocio y su reputación, alcanzar nuevas y más altas cotas de excelencia en los próximos años.


Fomentar el desarrollo creativo.

Ofrece a tu equipo las herramientas para prosperar y te beneficiarás enormemente en el aspecto creativo. Te sorprenderá descubrir que cualquier empleado de sala puede hacer aportaciones valiosas en cuanto al diseño de tus restaurantes o que contabas entre tus chefs con alguien capaz de crear la próxima gran tendencia gastronómica y ser pionero en determinadas técnicas innovadoras.


Conclusión: la formación es una parte crítica de todo éxito empresarial.

Todos los negocios, desde un pequeño restaurante familiar hasta una gran cadena multinacional, solo tienen éxito con una fuerza laboral altamente capacitada. Reinvertir en formación ayuda a reducir los costos y aumenta la rentabilidad, porque con un personal mal capacitado la empresa se estancará y finalmente fracasará.


Hoy, además, la formación escalable para todos los empleados está al alcance de cualquier restaurante gracias a la web, que facilita la configuración de una capacitación verdaderamente a medida.


En definitiva, si quieres triunfar con tu negocio, si quieres ser el orgulloso propietario de un restaurante de éxito, referencia para toda la industria, necesitas dedicar tiempo y recursos a ayudar a tu gente a crecer. ¿Se te ocurre mejor forma que invirtiendo parte de los beneficios que genera tu restaurante en formar mejor a tu equipo y en formarte tú?

Que no te quepa duda: Necesitas reinvertir en formación.


Fórmate con el Método Gas. Atrévete a mejorar, muchos lo han hecho ya.  Y consigue que tu negocio funcione incorporando criterios profesionalizados de gestión de restaurantes.

Descarga Gratis


¿Quieres ganar más dinero con tu restaurante?

Si de verdad quieres conseguir vender más en tu restaurante, en esta guía vas a descubrir las claves

Lo quiero